El profesor de la US Andrés Sáez
El profesor de la US Andrés Sáez

Investigadores de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Sevilla trabajan en un nuevo Proyecto de Excelencia de la Junta de Andalucía para la simulación numérica y desarrollo de técnicas experimentales para la detección de daños en materiales y estructuras aeroespaciales.

Este grupo de expertos analizan daños no solo en estructuras del sector aeroespacial sino también en estructuras civiles, mecánicas, y en edificios históricos. En este sentido están colaborando actualmente con los equipos responsables de las tareas de rehabilitación del Monasterio de San Jerónimo de Buenavista de Sevilla y en la Iglesia de Santiago de Jerez de la Frontera (Cádiz).

El objetivo de estos estudios es detectar los achaques que presentan las estructuras para ver si ese daño es peligroso o no para su estabilidad y en caso necesario intervenir y repararla.

“Las estructuras, al igual que las personas, sufren un cierto deterioro con el paso del tiempo. Que haya un componente estructural dañado no quiere decir que tengamos que tirar a la basura esa pieza, ni si quiera que haga falta rehacer nada. Lo más importante es monitorizar la estructura de manera que podamos determinar cuál es su estado real y evaluar si es capaz de continuar prestando su servicio de manera adecuada o si, por el contrario, son necesarias medidas correctivas que eviten su fallo. Estas herramientas de diagnóstico también nos permiten afinar los modelos de cálculo, ajustándolos mejor a la realidad construida y, en consecuencia, ayudándonos a adoptar decisiones de diseño o intervención más adecuadas.”, explica el catedrático de la Universidad de Sevilla, Andrés Sáez Pérez.

Se trata además de una iniciativa innovadora y de interés estratégico por el hecho de aplicarse especialmente sobre estructuras, materiales y componentes de interés para la industria aeronáutica, y también por tratarse de una apuesta de trabajo conjunto entre un grupo de investigación universitario que incluye investigadores de primer nivel a escala internacional de universidades de Sevilla, Málaga, Siegen (Alemania) y Lovaina (Bélgica). Además, el trabajo conjunto entre investigadores de la Universidad de Sevilla y la Universidad de Málaga encaja dentro del desarrollo del nuevo campus tecnológico Andalucía Tech formado por ambas universidades.

Este proyecto cuenta con la colaboración del Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC) que tiene como objetivo la mejora de la competitividad de las empresas del sector, mediante el impulso de la creación de conocimiento, la gestión de la propiedad intelectual de la I+D+i y la innovación tecnológica.

El proyecto de excelencia también aborda la caracterización de daños en las denominadas estructuras inteligentes. Estas estructuras se caracterizan porque su comportamiento dinámico puede monitorizarse y controlarse mediante la disposición de una serie de elementos que pueden funcionar como sensores y actuadores.

“En nuestro entorno más cercano, entidades como el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH) de la Consejería de Cultura o empresas de ingeniería de la talla de Abengoa, Alestis, o Ayesa, han manifestado su interés por este campo y el deseo de contar en Andalucía con grupos de referencia en la aplicación y desarrollo del conocimiento en el campo de la monitorización de estructuras y del diseño de estructuras inteligentes“, afirma Sáez Pérez.