w_fachada_ibis_El Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBiS) ha recibido 1.350.000€ para crear la Infraestructura Singular para Investigaciones Biomédicas en Células Individuales (ISIBiSCI). Los fondos se han obtenido en la convocatoria competitiva de Infraestructuras Científicas Singulares del Sistema Nacional de Salud del Instituto de Salud Carlos III con apoyo de los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

La pandemia ha puesto de manifiesto la importancia de la I+D+I biomédica y desde el Ministerio de Ciencia e Innovación se ha considerado que la investigación y la innovación en salud es un área clave y estratégica para la recuperación. Este programa pretende fortalecer las capacidades estratégicas del Sistema Nacional de Salud. Además de al IBiS, se ha dotado de otras infraestructuras singulares al Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela y al Instituto de Investigación Biomédica del Hospital Universitario La Paz de Madrid.

El equipamiento concedido al IBiS, único a nivel nacional, supone un gran paso adelante para la investigación de mecanismos moleculares de las enfermedades en células individuales procedentes de tejidos humanos y modelos animales de enfermedades. La iniciativa cuenta además con fondos para facilitar la movilidad y uso de estas tecnologías a investigadores del Instituto de Biomedicina de Málaga, la Universidad de Cádiz, la Universidad de Extremadura, el Instituto de Tecnologías Biomédicas de la Universidad de La Laguna en Tenerife, el Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria Virgen de la Arrixaca y el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo. Se espera que este programa se amplíe a otros centros de investigación y empresas biotecnológicas a nivel nacional y refuerce colaboraciones nacionales e internacionales.

El Dr. Rafael Fernández Chacón, director del IBiS, ha señalado que “ISIBiSCI supone un importante refuerzo metodológico que pondrá a disposición de los investigadores tecnologías extremadamente sensibles para identificar miles de genes y proteínas en una sola célula y descubrir qué cambia en una célula sana cuando ésta enferma”.

Impacto de la Infraestructura Singular ISIBiSCI en la investigación biomédica

Son muchas las enfermedades que se detectan en estadios relativamente tardíos con la aparición de síntomas reconocibles cuando el proceso está ya avanzado. En este punto es frecuente que las células, tejidos y órganos hayan entrado en una fase de transformación molecular sin marcha atrás.

En perspectiva, entender con precisión los mecanismos moleculares de las enfermedades antes de que los cambios sean irreversibles, podría ayudar al diagnóstico temprano y al diseño de futuras terapias más eficientes.

Este es el horizonte biomédico que se persigue con las nuevas tecnologías que se pondrán en funcionamiento en el IBiS para aplicarlas en la investigación sobre el cáncer, los trastornos neurológicos y neuropsiquiátricos, las enfermedades infecciosas, las enfermedades hepáticas e inflamatorias, las enfermedades cardiovasculares, respiratorias y metabólicas y las enfermedades raras.