Resultados de The Big Bell Test
Resultados de The Big Bell Test

El 30 de noviembre, por primera vez, el mundo tuvo la oportunidad de participar y contribuir a un experimento mundial único, con el objetivo de probar las leyes de la física cuántica. Los datos; más de 100.000 usuarios que completaron más de medio millón de niveles del videojuego que generó más de 90 millones de bits, cifra que triplicó las expectativas iniciales del equipo científico que dirigía el proyecto.

Doce laboratorios de todo el mundo se reunieron para poner en marcha The BIG Bell Test: experimentos cuánticos mundiales impulsados ​​por la aleatoriedad humana, con el objetivo de demostrar experimentalmente que el mundo microscópico es de hecho tan extraño como predice la física cuántica: partículas que se comportan de manera aleatoria, determinando sus propiedades sólo cuando las miramos; Extrañas interacciones instantáneas a distancia … predicciones que fueron cuestionadas por Einstein, que las rechazó por completo.

Durante las 48 horas en las que era 30 de noviembre en algún lugar del planeta, los participantes contribuyeron a la iniciativa, generando secuencias de ceros y unos lo más aleatorios posible a través de un videojuego. Cada uno de estos bits se utilizó para controlar en tiempo real las condiciones experimentales de los laboratorios. Movieron espejos, filtros polarizadores, placas de onda, y otros elementos situados en tablas ópticas y que afectan al tipo de mediciones que se realizan en los diferentes sistemas cuánticos en cada laboratorio.

Juntos, todos los participantes proporcionaron a los científicos millones de decisiones impredecibles e independientes que se usaron para medir sus partículas. Esta independencia es una característica crucial para que las conclusiones de las pruebas de Bell sean válidas. Utilizando las secuencias proporcionadas por los participantes, los científicos han podido verificar si sus partículas estaban entrelazadas o no por la “acción fantasmagórica a distancia” que Einstein no podía aceptar. En pocas palabras, la prueba de Bell establece que los investigadores tienen que hacer sus mediciones con la ayuda de decisiones humanas y calcular el “parámetro Bell” (también conocido como el parámetro S). Si el mundo es como cree Einstein, predecible y sin “acciones espeluznantes a distancia”, entonces S no puede ser mayor que 2. Es decir, S siempre debe ser menor que 2. De lo contrario, la desigualdad ha sido violada, indicando la presencia de Intrínsecamente fenómenos cuánticos.

Un videojuego para generar secuencias de números aleatorias
Un videojuego para generar secuencias de números aleatorias

A las 13:00 horas, el número mínimo de participaciones necesarias para asegurar suficientes bits para alimentar los experimentos ya había sido superado, registrándose por encima de 1000 bits por segundo de manera estable durante varias horas. A principios de la tarde, algunos de los laboratorios habían podido obtener resultados preliminares, confirmando violaciones de la desigualdad de Bell, y refutando así a Einstein, dando su apoyo total a las predicciones de la física cuántica.

El profesor del ICREA en el Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO) de Barcelona, Morgan Mitchell, reflexionaba que “el proyecto requirió la contribución de muchas personas en áreas muy diferentes: los científicos empujaron sus experimentos a nuevos límites, el público generosamente nos dio su tiempo en apoyo de la ciencia y los educadores encontraron nuevas maneras de comunicarse entre estos dos grupos. Estoy encantado con todas las cosas diferentes que hemos aprendido a través de The BIG Bell Test”.

Carlos Abellán, investigador de ICFO enfatizaba que “la participación que hemos logrado hoy en el Big Bell Test es absolutamente asombrosa y sin precedentes, estoy entusiasmado con todos los resultados que ya recibimos de los laboratorio”.

Por su parte, el profesor de la Universidad de Sevilla e investigador de este proyecto, Adán Cabello, expresaba sus felicitaciones y agradecimientos “a toda la gente que ha colaborado en el experimento. Es realmente emocionante ver a tanta gente de tantos países contribuyendo para conseguir algo único y sin precedentes”. “Ahora necesitamos un poco de tiempo para procesar y analizar todos los resultados de los diferentes laboratorios antes de darlos a conocer a la comunidad científica. Por lo que estamos viendo, el experimento ha sido un éxito y ha confirmado las predicciones de la física cuántica, incluso cuando son seres humanos los que eligen cómo interrogar a los sistemas cuánticos. Felicidades y gracias”, añadía.

El número total de visitas a la web www.thebigbelltest.org en España fue de 64.142, de las cuales 2.847 se registraron en Sevilla.

En Barcelona, ​​en colaboración con la Fundación ‘La Caixa’, el equipo BIG Bell Test tuvo la oportunidad de compartir el proyecto con una audiencia de más de 300 personas reunidas en el Auditorio de CosmoCaixa, que presenció en tiempo real a través de varias conexiones en directo, Experimentos realizados en diferentes laboratorios en Shanghai (China), Concepción (Chile), Niza (Francia) y Castelldefels (España). Este grupo contribuyó además al experimento participando en la misa en un torneo final del videojuego, creado con Kaitos Games, para encontrar a la persona más aleatoria en la audiencia. El evento fue transmitido en vivo por todo el mundo, y sólo en China generó una audiencia de más de 300.000 personas.

El BIG Bell Test ha logrado unir el mundo científico y la sociedad en un objetivo común -un experimento que ha demostrado el valor único de la aleatoriedad humana para estudiar ciertos procesos fundamentales de la naturaleza.